Hoy queremos hablarte de como esta estación afecta a la piel. En otoño, debido a los cambios de temperatura a los que está sometida la piel se seca más.
Algunas de las consecuencias de tener la piel seca son:

Piel rígida y rugosa que ha perdido su capacidad elástica.
Piel descamada que puede incluso dar problemas de prurito.
Grietas o fisuras

Todo ello hace que la piel minimice su función de barrera y protección frente a agentes externos. Sabemos además que las pieles de las personas maduras, de manera fisiológica, tienen una piel más fina y delicada, por este motivo cobra una vital importancia tomarse un rato para realizar y garantizar un cuidado cutáneo apropiado en esta época del año.

Piel limpia.– Realiza la higiene de tu piel siempre con productos de calidad, que estén testados dermatológicamente y por supuesto que sean productos
adaptados al tipo de piel de la persona.
Secar.- Ya sabes que secar bien la piel es fundamental puesto que la humedad macera la piel y es el caldo de cultivo ideal para muchos microorganismos.
Piel hidratada.- Una piel hidratada es una piel fuerte, elástica y sana.

En Bamarila ofertamos este mes 2 tratamientos para que prepares tu piel para el cambio de estación, con productos de alta cosmética de altísima efectividad. ¡Prepara tu piel para el cambio de estación con esta gran oportunidad!

LLámanos: 956 10 06 10